La clave para el manejo de la fertilidad – el moco

Valora este artículo
(22 votos)

Gracias a la vasta investigación científica realizada, sabemos que el moco cervical es esencial para la fertilidad. El moco protege y nutre los espermatozoides de modo que retengan su capacidad de fertilización. Forma canales que permiten que los espermatozoides viajen a través del aparato reproductor de la mujer para encontrar y fertilizar el óvulo. Y actúa como filtro, destruyendo las células espermáticas dañadas.

La clave para entender tu fertilidad es percibir lo que sientes en la apertura vaginal, llamada vulva, mientras desarrollas tus actividades durante tu vida normal. A veces durante tu ciclo te puedes preguntar si ha comenzado tu período. Sientes tu vulva mojada y resbalosa. Cuando te miras, puedes ver un flujo, y pensar que no significa nada. Pero lejos de esto, este flujo mucoso, que es producido por el cérvix durante unos pocos días antes de la ovulación, es esencial para la fertilidad. Para entender este signo natural de la fertilidad sólo tienes que prestar atención a la sensación que produce en la vulva. No tienes que tocarlo ni realizar exploraciones internas.

reproductivesystem esCuando comienza la fertilidad, notarás un cambio en la sensación vulvar, que evoluciona durante los próximos días. Es probable que cualquier flujo que veas sea más fino y transparente, y la sensación se volverá mojada y luego resbalosa. Tanto los estudios clínicos como los de laboratorio han demostrado que el momento más fértil del ciclo coincide con lo que llamamos la Cúspide – el último día de sensación resbalosa en la vulva. Sabemos por los análisis hormonales que el día Cúspide está muy estrechamente relacionado con el tiempo de la ovulación. En la mayoría de los ciclos, el óvulo será liberado en el día Cúspide, pero en algunos ciclos, la ovulación puede demorar hasta uno o dos días después de la Cúspide. El óvulo vive un máximo de 24 horas desde su liberación.

Realizar un registro diario de la sensación y apariencia del mismo en la vulva, te permitirá aprender a reconocer los tiempos de infertilidad, fertilidad potencial y la cúspide de tu fertilidad.

La gráfica siguiente muestra que esta mujer ha identificado su día Cúspide (con una marca en forma de X) en el día 18. Esto coincide perfectamente con los valores hormonales que confirman que la ovulación en este ciclo se produjo ese día. Los estrógenos (curva azul) se elevan cuando el óvulo se desarrolla en el ovario. Esto coincide con la observación de la mujer de un patrón de flujo cambiante que indica fertilidad. La hormona progesterona (curva amarilla) comienza a elevarse cuando la ovulación es inminente. Es la elevación de la progesterona la que provoca el cambio abrupto en la sensación vulvar que permite identificar la Cúspide. Los niveles hormonales de esta mujer se midieron como parte de un proyecto de investigación. Tú puedes obtener toda la información necesaria de tu gráfica sin la necesidad de realizar mediciones hormonales.

lutealphase 625 es

Modificado por última vez en Sábado, 21 Septiembre 2013 11:30
Más en esta categoría: Patrón Básico Infértil »