Cuatro Reglas simples del Método de la Ovulación Billings™

Valora este artículo
(46 votos)

El Método de la ovulación Billings™ sólo tiene cuatro reglas simples que puedes aplicar en todas las circunstancias y en todas las etapas de tu vida fértil:

Las Reglas de los primeros días se aplican en los días anteriores a la ovulación

Primera Regla de los primeros días

Evita las relaciones sexuales en los días de sangrado menstrual abundante.
En un ciclo corto la fertilidad puede comenzar antes que el sangrado haya terminado, y la presencia del moco que indica fertilidad podría ser enmascarado por el sangrado.

Segunda Regla de los primeros días

Puedes mantener relaciones sexuales en noches alternas (sólo por las noches y no dos noches seguidas) durante el patrón básico infértil (PBI).
Al esperar hasta la noche puedes estar segura de que continúa tu PBI. Necesitas estar de pie y moverte durante unas horas para que el moco pueda descender y así puedas percibirlo en la vulva. La razón de la noche por medio es porque en el día posterior a una relación puedes sentirte húmeda y ver un flujo de líquido seminal, y esto puede enmascarar un cambio en el patrón mucoso. El fluido seminal detectado el día posterior a la relación no contendrá ningún espermatozoide vivo. Así, aún si el moco fértil comenzara en las horas siguientes a la relación no habría espermatozoides capaces de alcanzar y fertilizar el óvulo.

Tercera Regla de los primeros días

Cuando hay una interrupción del PBI, espera y observa.
Esperar sin relaciones sexuales cuando se interrumpe tu PBI, te permite observar si este cambio progresa a la Cúspide ó bien retorna tu PBI. Algo diferente a tu PBI indica fertilidad potencial y la posibilidad de la supervivencia espermática.

Si detectas el día Cúspide, deberías aplicar la regla del día Cúspide. Alternativamente, si regresa el PBI, tendrías que esperar durante los 3 días siguientes de PBI y reanudar la segunda regla desde la cuarta noche. Esto permite confirmar que las hormonas han vuelto a un nivel bajo y que el cérvix está herméticamente cerrado.

La Regla de la Cúspide se aplica una vez que se ha reconocido la Cúspide

Regla de la Cúspide

Puedes mantener relaciones sexuales en cualquier momento desde el comienzo del cuarto día posterior al día Cúspide hasta el próximo período menstrual. Esperar hasta el cuarto día después de la Cúspide brinda el tiempo suficiente para que la ovulación tenga lugar y el óvulo se desintegre. En el resto del ciclo estás infértil ya que el óvulo ha muerto y no ovularás nuevamente hasta después de la próxima menstruación.

Para evitar el embarazo, aplicas las Reglas de los primeros días y la Regla de la Cúspide, como se explicara anteriormente.

Para lograr el embarazo, aplicas las Reglas de los primeros días de modo que puedas identificar claramente cuando comienza tu fertilidad potencial. Una vez que notas una interrupción de tu PBI, esperas sin contacto genital hasta que notes la sensación resbalosa. Esta sensación resbalosa significa que estás en tu momento más fértil, y que se aproxima la ovulación. Las relaciones sexuales durante los días de sensación resbalosa y los siguientes dos días posteriores a la Cúspide te darán las mejores posibilidades de concebir.

Tu instructor del Método de la Ovulación Billings™ puede ayudarte a interpretar los patrones individuales de fertilidad e infertilidad y a aplicar correctamente estos lineamientos.

 

Modificado por última vez en Martes, 22 Enero 2013 20:42